«El presupuesto en Educación no tendrá recortes, pero sí muchos sacrificio. Vamos a mantener lo fundamental»
Fecha Sábado, 15 octubre a las 10:45:15
Tema Noticias


El consejero pide a las universidades públicas la «máxima prudencia en el coste inducido de personal» Juan José Mateos, Consejero de Educación El Norte De Castilla.

No suelta prenda del presupuesto que manejará su departamento, aunque será él quien lo desgrane una vez que el presidente del Ejecutivo autonómico informe del montante económico del que dispondrá la comunidad para el próximo ejercicio. Reitera hasta la saciedad que las plantillas docentes no sufrirán recortes, pero que habrá que hacer sacrificios muy importantes en otros aspectos. Puede que la tranquilidad de la que ha disfrutado al inicio del curso no le dure mucho en el momento en el que se desvelen las cuentas. -El curso en Castilla y León se ha iniciado con tranquilidad. ¿Cómo ve el consejero lo que está ocurriendo en comunidades como la de Madrid, con los profesores en la calle? -Estoy satisfecho con el inicio del curso, un curso muy difícil, complicado, con muchas incógnitas de naturaleza económica y política, ya que las elecciones de noviembre, se quiera o no, introducen en el debate numerosas cuestiones. En política educativa deberíamos llegar a un compromiso de sacarla adelante de la pelea política de los partidos, que creo que es lo que está sucediendo en estos momentos. La educación necesita un sosiego, reflexión, aprovechar la experiencia de la Administración, de los profesores y sacarla del contexto ideológico porque las peleas perjudican gravemente a la esencia de la educación: el aprendizaje de los alumnos en sus centros. -En teoría los partidos coinciden en que la educación debe estar al margen del enfrentamiento político, pero en la práctica todos quieren dejar su impronta. -La educación evidentemente tiene ideología que puede llevar a conceptos muy generales. No obstante, cuando se lleva a la práctica, en determinados aspectos hay que dejar al margen la ideología para concretar programas y actuaciones que produzcan el beneficio del conocimiento y el aprendizaje. Ahí la ideología tiene menos importancia. Es una opinión muy personal, y por lo que veo no es muy compartida. -¿Por qué dice eso? -Muchos de los problemas que se están planteando en Madrid son respuestas políticas. Incrementar dos horas lectivas al profesorado es una cuestión práctica y técnica, pero la reacción que se ha producido es de tipo político. Ahí se están produciendo una serie de situaciones que están empobreciendo la educación. Veo a los profesores en la calle con sus camisas verdes y algunos aporreando utensilios de cocina y me pregunto en qué va a quedar la autoridad del profesorado. -Pero también tienen derecho a manifestarse. -Sí, claro, pero se ha agotado la relación que se puede establecer entre una Administración que propone una serie de modificaciones y la reacción que tienen los profesores en la calle. Me gustaría que en esta comunidad no entráramos en estas dinámicas, que trabajemos para que no se produzcan. La responsabilidad, tanto de la Administración como de los profesores ante el comportamiento que hay que tener frente al alumnado, me parece que merece una reflexión y no echar más leña al fuego. -Están en pleno proceso de elaboración de presupuestos y el PSOE dice que ustedes tienen planes ocultos, que no destaparán los números hasta después de las elecciones. -No tenemos ningún plan oculto, es más, somos una consejería transparente. El problema de los socialistas es otro, que hay elecciones y están en una situación muy complicada. -¿Pero habrá recortes en su departamento? -Depende de lo que llamemos recortes. Si me pregunta si el presupuesto va a ser igual que el del año pasado, pues no, el presupuesto tiene sacrificios. El término recortes no me satisface porque tiene una intencionalidad en la propia denominación, y prefiero decir que la educación tiene sacrificios. Va a mantener lo fundamental, lo esencial, que son lo profesores en todos sus ámbitos, en la etapa escolar, la FP, la Universidad y las enseñanzas artísticas. -¿Y el sacrificio dónde estará? -En infraestructuras, porque hemos aprovechado los diez años de transferencia y en este tiempo hemos invertido casi 950 millones de euros, un ritmo que permite al sistema educativo de la comunidad dar una imagen moderna en una gran parte de sus centros. Y ahora no se puede mantener esa dinámica de inversiones, eso puede esperar. -¿Respetar la plantilla docente y dejar de invertir en infraestructuras es suficiente para garantizar la calidad del sistema educativo? Hay programas, ayudas, becas... -Vamos a mantener los servicios básicos, como transporte y comedor; y las ayudas esenciales, como los libros de texto. Mantendremos la columna vertebral de la educación, ese es el compromiso, porque sacrificar, se van a sacrificar muchas cosas. -Como en investigación. -Vamos a mantener también lo básico, los proyectos de investigación y los contratos de formación de investigadores. -Entonces habrá más dificultades para que las universidades de la comunidad entren a formar parte de los 'ranking'. -Estamos apoyando la base de la investigación, lo que le corresponde a la comunidad, porque las universidades tienen que acudir a otros caladeros económicos. Tienen que ser competitivas, acudir a convocatorias nacionales o internacionales, porque la investigación no se puede soportar solo con el presupuesto de la Consejería de Educación. Afortunadamente tienen una financiación bastante buena en los últimos años y con el apoyo que les damos van a poder mantener los elementos básicos y competir. -De cualquier forma, las universidades han iniciado el curso académico prácticamente pidiendo auxilio. -Entiendo que en sus discursos los rectores pongan el carro delante de los caballos y expresen las dificultades que van a tener y las incertidumbres del momento. En el análisis objetivo de la situación universitaria de Castilla y León yo diría que es buena y bastante distinta a lo que está sucediendo en otras comunidades del país. En los años que lleva el contrato programa se ha pasado de cubrirles el 90% del Capítulo 1 (personal) al 100% holgado. Además, en aquellas universidades que por distintas circunstancias tienen deuda, estamos ejecutando un plan especial en el que la Administración autonómica pone una parte, y el resto, la propia universidad endeudada. -¿Era necesario? -Había que hacerlo porque la deuda suponía una extorsión e impedía hacer un contrato programa en igualdad de condiciones en las cuatro universidades públicas, y ese plan ha permitido que el endeudamiento descienda el 50%. El esfuerzo mayor lo hizo inicialmente la Junta y ahora son ellas las que tienen que hacerlo. Eso ha permitido tener una estructura de sistema universitario que hace años no había. Es más, las cuatro han liquidado 2010 con un pequeño superávit. -La Universidad de Valladolid es la única que no está endeudada, pero su rector dice que están en el límite. -La UVA es de las que mayor cobertura ha tenido siempre, ha estado en una mejor situación en el tránsito de estos años y ha determinado que de su propia tesorería haya podido pagar 3,5 millones de 'cash' a la de Burgos, ya que se lo debía por sentencia. Eso quiere decir que ha tenido una financiación óptima que se ha conseguido por dos razones, por el trabajo y la gestión que ha hecho la propia Universidad y porque ha tenido una financiación más correcta durante un tiempo que sus homólogas. -¿De dónde parte la alarma de Marcos Sacristán en el sentido de que la Junta les había comunicado una reducción del Capítulo 1? -A finales del verano les dijimos que ojo con las inversiones, que no entraran en compromisos de infraestructuras porque no las vamos a poder sostener, ojo con los compromisos económicos en las plantillas porque tenemos lo justo y no nos podemos pasar ni un ápice. Nos alarman algunos acuerdos que hacen las instituciones universitarias con la promoción de las figuras de profesores titulares a catedráticos, porque eso no se hace a coste cero, y nos alarma que determinadas situaciones en las universidades no sujeten bien toda la presión interna que tienen los profesores en este sentido. Nuestro compromiso real es pagar el 100% de las nóminas. De momento, les hemos pedido que paralicen toda aquella promoción que lleve a mayores costes, porque tenemos grandes incertidumbres sobre lo que puede venir a mayores de lo que nosotros creemos. -¿Entonces ha habido una mala interpretación? -Lo que ha habido es una gran preocupación en el sentido de que las dificultades son grandes y donde dijeron 'Diego', tengan que decir otra cosa. Pero eso me pasa a mí también, que en el transcurso del tiempo voy corrigiendo muchas cuestiones. A las universidades se les pidió la máxima prudencia en el coste inducido de personal. -En breve van a iniciar el proceso para diseñar el nuevo mapa de titulaciones universitarias. ¿Recibe presiones? -No, presionar no me presiona nadie en ese sentido, pero cada universidad quiere una cosa y ejerce la presión, por ejemplo, a través de la prensa, de la influencia mediática, para poder tener mayor éxito en sus peticiones y llevar el agua a su molino. Vamos a ver si lo que piden constituye las necesidades de todos. Soy el consejero de las ocho universidades (públicas y privadas) y tengo que ser ecuánime, dar lo mejor para cada una de ellas y convencerles de que es lo mejor para la propia comunidad, aunque reconozco que será difícil contentar a todos. -¿Por qué la Junta cuestiona el sistema de gobierno de las universidades? -Las universidades tienen procesos muy democráticos en el sistema de elección del propio rector, pero que luego no se sustentan en las necesidades de gobernanza que tiene la propia institución académica. Hay un problema importante con la gestión de los recursos humanos. Desde mi punto de vista, debe ser muy técnica, pero en las universidades queda diluida entre el Vicerrectorado de Profesorado, la Gerencia y las jefaturas de servicio, y eso tiene sus propias dificultades. Además, cuando se elige a un rector, el programa con el que concurre tiene lógicamente un componente académico y científico, pero introduce compromisos de índole económico que no le corresponden porque él no lo paga. No se pueden hacer promesas de ese tipo.





Este artículo proviene de Centro de Estudios ALFA Y BETA
http://www.alfaybeta.es

La dirección de esta noticia es:
http://www.alfaybeta.es/modules.php?name=News&file=article&sid=14