La subida de precios condiciona las primeras compras del material escolar
Fecha Sábado, 04 agosto a las 00:00:00
Tema Noticias


Algunas librerías amplian su 'stock' para posponer el aumento y salvar la vuelta al 'cole' de septiembre.
Noticia Del Norte de Castilla.



Como cada verano, la mayoría de las familias con hijos en edad escolar disfrutan de las vacaciones sin apartar demasiado la atención del bolsillo ante la inminente llegada de septiembre. En esta ocasión, la cuesta será mucho más dura que otros años debido a la subida del IVA en el material escolar, cuyo coste se verá incrementado hasta 17 puntos al pasar el impuesto superreducido del 4% al 21%. Con estas expectativas, la vuelta al 'cole' podría convertirse en un varapalo para las ya de por sí afectadas familias, por lo que muchas se están viendo obligadas a adelantar las compras durante el verano para evitar sustos inesperados en las cuentas de septiembre.
Entre los productos que verán aumentado su gravamen se encuentra el material de escritura –lápices y bolígrafos– pinturas, cuadernos, gomas de borrar, calculadoras, reglas, tijeras y plastilinas, entre otros artículos relacionados con las manualidades. No se verán afectados, sin embargo, los libros de texto, cuyo precio se mantiene entre los 160 y 180 euros por paquete y curso. Tampoco se incrementará el tributo en los cuadernillos de caligrafía o dibujo, mapas o partituras, al ser este material exclusivamente dedicado al uso escolar.
Como resultado, en las grandes superficies se está observando un aumento considerable del consumo de todos estos productos, que continuará produciéndose, según las previsiones, durante el mes de agosto. La visión de muchas familias rondando los estantes de este tipo de productos aún a mitad de verano se repite. También se ha visto incrementado el número de reservas de libros de texto en relación a las mismas fechas del año pasado, a pesar de que estos no se verán afectados por la subida impositiva.
«Han aumentado las reservas de los libros entre un 5% y un 10%, no sabemos a qué se debe, pero la tendencia de adelantarlas viene de unos años atrás», explica Luis Barreda, responsable de prensa de El Corte Inglés. Además, tanto los proveedores como los centros comerciales han agilizado la entrega de material. «A día de hoy hemos recibido el 250% más de libros de texto que el año anterior», explica Barreda.
Para las pequeñas librerias y papelerías de Segovia el problema es la incertidumbre que genera esta situación. «Es difícil adelantarse, porque cada profesor pide un material concreto y eso, a diferencia de los libros de texto, hasta septiembre no se puede saber», dice Domingo, de Entrelibros. A María Eugenia, de la librería Cervantes, le pillaba por sorpresa el primer cliente que se provisionaba de varios cuadernos para el próximo curso con más de un mes de antelación, «Todavía no hemos pensado qué haremos en septiembre», decía confundida. Para Blanca García, de la librería Antares, la incertidumbre viene a la hora de facturar, «la gente intenta ahorrar comprando en los chinos o en grandes superficies, mientras que el pequeño comercio muere, y no sabemos como afrontar lo que viene en septiembre», dice desmoralizada. Sin embargo otras librerias, como Pentaprisma, se han adelantado a comprar material escolar para en septiembre no subir los precios con el stock almacenado en el último mes.
«Septiembre horroroso»
Desde la Confederación de Asociaciones de Padres de Alumnos de centros públicos (Confapacal) se afirma que la mayoría de las familias «están preocupadas» y la tónica general es adelantar las compras. «No solo sufrimos esta subida, el aumento está en todo, septiembre va a ser horroroso», asegura María José Gómez, presidenta de la confederación. «La subida es desproporcionada, es material básico y necesario», afirma la representante, que añade que «las familias con más de un hijo van a tener que hacer cuentas, y muchas viven una situación dramática con todos sus miembros en paro».
María José Gómez asegura que el incremento «afecta a los más vulnerables», y añade que los gastos van más allá, pues al inicio de curso se hacen necesarias otras compras, como la de ropa de temporada. Desde la confederación se han propuesto a la Consejería algunas medidas encaminadas al ahorro, como una propuesta para crear un sistema de préstamo de libros en los colegios, que actualmente ya existe como parte de un plan piloto en la comunidad de Madrid. «Esto ahorraría mucho dinero a largo plazo a las familias, y además aporta un fuerte valor educativo a los niños», asegura María José Gómez. Desde la consejería, sin embargo, la respuesta inicial fue que la medida supondría una gran inversión, y que podría generar un trato discriminatorio hacia los niños que compartan los libros.






Este artículo proviene de Centro de Estudios ALFA Y BETA
http://www.alfaybeta.es

La dirección de esta noticia es:
http://www.alfaybeta.es/modules.php?name=News&file=article&sid=232