CONDICIONES AMBIENTALES

El cuarto y el material de trabajo son importantes a la hora de estudiar. Aunque no te hayas percatado, la temperatura, tener a manos los libros de consulta o la simple colocación del flexo son condiciones ambientales que influyen en nuestro rendimiento.
Sobre el material de trabajo ten en cuenta que:

  1. La mesa donde estudies esté siempre ordenada. Fíjate que pone MESA, es decir, ni  la cama ni el suelo son lugar de estudio. Ya  sufre bastante tu columna vertebral con el ejercicio diario como para que sigas  torturándola con posturas inadecuadas.
  2. Ten a mano todo el material que preveas vayas a utilizar: libros de texto, cuadernos, bolígrafos, lápices de colores, reglas, diccionarios, atlas. Es importante que no  tengas que moverte mucho una vez que te  has instalado ya para empezar la sesión de  estudio.
  3. Importante: a veces, no se tiene en cuenta  una cuestión tan sencilla como es la colocación del flexo: Si eres diestro el flexo    debe estar situado a la izquierda; si eres  zurdo, el flexo deberá estar a la derecha.  Siguiendo estas indicaciones evitarás que tu    mano te haga sombra al escribir.

En primer lugar vamos a dar unas recomendaciones sobre el cuarto de estudio:

  1. Procura estudiar siempre en el mismo sitio:  tu habitación, el salón de tu casa, la   biblioteca...
  2. El lugar elegido debe estar bien ventilado el aire enrarecido provoca somnolencia.
  3. La temperatura debe rondar los 17º. Con  menos grados, toda tu energía la utilizarás  para mantener la temperatura corporal; con  más calor los movimientos corporales se  hacen más lentos.

Nos queda nada más el último "consejo ambiental":   Debes ponerte a estudiar siempre en el mismo  lugar, con el material en orden y procurar aislarte lo más posible.
Esto supone que eres tú quien decide que se va a  estudiar: Olvídate del teléfono, del timbre de la puerta y de las personas que están a tu alrededor.